Porrón Europeo

 

 

 

 

Aythya ferina 45 cm.

Al Porrón Europeo le gustan los remansos abrigados en las aguas dulces. Es un pato buceador que, al contrario de los patos de superficie, se alimenta de hierbas y pequeños moluscos a algunos metros de profundidad.

El cuerpo de este pato y de otros buceadores es más compacto que el del pato de superficie, y su esqueleto más robusto. Sus patas están situadas hacia la parte trasera del cuerpo, para cumplir mejor su papel de propulsión y timón, y por esta razón su marcha parece grotesca. El plumaje, del que están ausentes los colores vivos, es particularmente tupido. Aunque el vuelo es rápido y potente, el despegue del agua es difícil y la mayoría no se eleva más que tras mucho esfuerzo. Por ello, estos patos prefieren sumergirse para escapar de un peligro. El cortejo nupcial está reducido a algunos movimientos de cabeza del macho, acompañados de silbidos roncos.

Este pato cría en nuestro país en algunas localidades, en particular en las Marismas del Guadalquivir, donde al parecer es abundante los años de mucha agua.

 

Identificación: El macho tiene la cabeza castaño rojiza, pecho negro, cuerpo gris; se distingue del macho del Silbón Europeo por la ausencia de píleo amarillento y parte anterior del ala blanca; la hembra es parda con mancha clara difusa alrededor del pico, distinguiéndose de la de Porrón Moñudo por la ausencia en vuelo de franja alar blanca; en plumaje de eclipse, el macho se parece a la hembra con dorso más gris.

Nidificación: Nidos con cobertura, sobre o cerca del agua, en un montón de vegetación, forrados con plumón de la hembra; pone, de abril a mayo, generalmente de 6 a 11 huevos gris verdosos; incubación, alrededor de 28 días, sólo por la hembra; los pollos, cuidados por ésta, nadan a las pocas horas de nacer y se echan a volar unas 7 semanas después.

Alimentación: Raíces, hojas y brotes de hierbas acuáticas; pequeños animales acuáticos.

Hábitat: Aguas continentales.

Más información: