Lithospermum officialis.- Las semillas, son diuréticas, y se emplean en forma de infusión tras molerlas, para tratar las las afecciones de las vías urinarias y contra los cálculos.Polluela Chica

Porzana pusilla

La más pequeña de las polluelas la Polluela Chica Porzana pusilla es la que en algunas zonas se conoce con el nombre de Gallineta Ratonera y este nombre define muy bien a este pájaro. Su plumaje por encima no es pardo oliváceo como en Porzana parva, sino castaño rojizo y está muy marcado con rayas pequeñas en la espalda y en las plumas cobertoras alares. Los flancos están densamente listados de negro y blanco y sobre todo las patas no son verdes sino grisáceas o color carne, detalle no siempre apreciable por lo manchadas que las lleva muchas veces y el pico es verde sin base roja. Al cogerla en la mano puede verse claramente que sus alas son mucho más pequeñas que la diferencia que existe entre el tamaño de parva y pusilla y la primera primaria tiene un borde blanco que incluso es visible en vuelo.

Los machos de las dos especies tienen la garganta, cara y el pecho de color gris pizarroso o azulado y las plumas del nacimiento de la cola por debajo están listadas de blanco y negro. Los jóvenes se parecen a las hembras, pero les falta totalmente el color gris de los adultos y su garganta es blanca y el cuello está manchado de pardo.

Esta polluela es la más pequeña, pero el tamaño no la hace más difícil de ver, porque da la impresión que es frecuentemente observada al descubierto. En las charcas sale de entre la vegetación y camina con grandes precauciones por entre las hierbas y plantas que crecen en el agua, capturando insectos y picoteando aquí y allí. Cuando se la sorprende, abre ligeramente las alas y corre a ocultarse. Las costumbres de esta polluela no difieren sensiblemente de las otras. Unicamente todos los observadores señalan su preferencia por zonas húmedas pequeñas. Su voz es esencialmente un trino ¡¡trerrr-trerrrtrerrr!! que dura 2 segundos y que el pájaro alterna moviendo o bamboleando la cabeza y picoteando en las plantas. Canta preferentemente de noche y los sonidos son variables. Koridon (1959) tuvo la fortuna de poder observar y estudiar minuciosamente en Holanda un nido de esta especie. Así fue capaz de determinar nuevas voces emitidas por estos pájaros y dar a las mismas su interpretación. Un corto gruñido ¡¡orr-norr!! cuando incubaban; un vehemente ¡¡kerrik!!, aparentemente emitido en señal de alarma y un alto y estridente sonido como ¡¡kriijít!! lanzado a la vez que elevaban la cabeza y que probablemente significaba agresividad o defensa.

El nido es muy pequeño, más que el de Porzana parva y está siempre muy escondido. Incluso por encima está con frecuencia tapado. Generalmente al nivel del suelo, pero a veces en arbustos a más de 30 cm. de altura. Es realmente bastante profundo, en forma de copa y hecho ¿sólo por el macho? con puntas de hojas de Typha latifolia y tallos de Scirpus lacustris. Jourdain cita un nido en arbusto de Salicornia. La puesta normal oscila entre 6 y 8 huevos de color pardo oscuro u ocráceo con mucho brillo y muy manchados de puntos amarillentos. Puestas de 4 y 9 también se han registrado. Koridon da para 6 huevos un promedio de 28,53 x 21,95 mm. con un máximo de 29,9 x 22,1 mm. Cerva, citado por Jourdain, da para 85 huevos un promedio de 28,94 x 20,61 mm. En Hungría 73 huevos dieron un promedio de 28,92 x 20,5 mm.

Como otras polluelas los dos sexos participan en la incubación que dura 20-21 días. Los pollos al nacer están cubiertos de un plumón negruzco con un ligero matiz verdoso, calva rojiza en la cabeza y azul detrás de los ojos Las patas son muy negras y el corto pico amarillento. Los dos adultos cuidan a los jóvenes que les siguen durante 45 dias hasta que son capaces de volar.

Se alimenta de insectos fundamentalmente pequeños moluscos acuáticos, plantas, brotes y semillas.

En Europa la especie se reproduce desde Iberia y Francia al Este, por el sur de Alemania, local en Holanda, sur de Checoslovaquia, norte de Italia, Balcanes y Rusia, penetrando en Asia y a través de Siberia llega hasta Japón

En la Peninsula Ibérica es probablemente la polluela más abundante. En todas las grandes zonas húmedas españolas y portuguesas se oye cantar este pequeño pájaro en cuanto llega de sus cuarteles de invierno en Africa, Bernis (1966) comprobó la nidificación en las Marismas del Guadalquivir y hay muchas observaciones estivales y registros de su voz de otros lugares ibéricos. En Portugal no parece escasa en el Sado y en Aveiro. Puede invernar en el norte de Africa pero parece más seguro que la mayoría de la población europea alcance el Africa Tropical.

La Polluela Chica en migración vuela sobre el Sahara. Para ello su cuerpo acumula en el otoño una buena cantidad de grasa que pierde en el largo y penoso vuelo Así una capturada en el oasis de Beni-Abbes en el norte del Sahara en marzo, pesaba sólo 27 gramos (Dupuy, 1970) La variación de peso en todas las rálidas es muy grande y cualquiera de ellas puede duplicarlo en pocos meses