Las estúrnidas son pájaros omnívoros de mediano tamaño; su pico y patas son robustos. El plumaje presenta colores metálicos y, a veces, carúnculas y cerdas. Las voces son imitativas y en su mayor parte se agrupan gregariamente. Nidifican en cavidades y construyen nidos en forma de globo, donde ponen cuatro o cinco huevos que son incubados por la hembra. Habitan en regiones templadas del Viejo Mundo.

Revisten un gran interés como aves destructoras de insectos, en especial de ortópteros, motivo por el cual fueron introducidas en América del Norte, en las islas Mascareñas y en Oceanía, aunque no siempre con éxito. Dotados de un notable instinto social, se reúnen a menudo en grandes grupos, que generalmente se desplazan por el suelo en busca de alimento (insectos, frutos, granos, huevos de otros pájaros, crustáceos y lagartijas). Se refugian en las ramas de los árboles al llegar la noche, anticipando el reposo nocturno con un característico vocerío.