Los trepadores son paseriformes pequeños de pico más largo y puntiagudo, con dedos provistos de uñas robustas y cola corta. Generalmente su coloración es gris celeste en las partes superiores y blancuzca inferiormente, con estrías en los ojos. No existen en Sudamérica ni en Nueva Zelanda. Son gateadores por excelencia, agarrándose con un pie y sosteniéndose con el otro para recorrer los troncos oblicuamente cabeza abajo, en busca de pequeños invertebrados. Su reclamo es agudo. Ponen de cuatro a diez huevos manchados en cavidades de troncos o rocas.