Las rálidas son gruiformes de tamaño mediano y pequeño, que responden a las siguientes particularidades: pico comprimido lateralmente, alas cortas y redondeadas, cola corta, dedos anteriores finos y muy largos y tronco comprimido lateralmente. La mayor parte de las especies viven entre los carrizales de los pantanos y, a veces, en prados y sotobosques, si bien siempre en el suelo. Se esconde en la espesura, ya que son aves reacias a emprender el vuelo, que generalmente es bajo y corto. A menudo bucean en el agua para esconderse. Se alimentan de material vegetal tanto como de insectos y otros animalillos acuáticos. El número de huevos de la puesta varía de cuatro a doce, siendo por lo general de colores claros con manchas castañas. Construyen sus nidos en el suelo o en aguas bajas, anclados entre cañas. La familia, cosmopolita, solo está ausente en el Artico y Antártico.