Las prunélidas son paseriformes insectívoras de aspecto modesto. Su tamaño va entre el de un gorrión y un tordo. Tienen el pico más bien fino y patas poco desarrolladas. Viven en tierra, en montañas más o menos elevadas y boscosas, escondidas entre matorrales o piedras. Emiten un canto melodioso y vuelan muy alto durante las migraciones. Construyen nidos en forma de copa sobre el suelo, donde ponen de dos a cinco huevos de distinto tono azul. La familia es exclusivamente paleártica, con una docena de especies, de las que dos viven aisladas en las montañas de Arabia y Formosa.