Los somormujos y zampullines son aves de grande y mediano tamaño, semejantes en muchos aspectos a los colimbos. Su pico puede variar, pero es generalmente puntiagudo; cuello alargado, tronco fusiforme, alas cortas y redondeadas, cola reducida con rectrices rudimentarias, patas insertas muy atrás. Las plumas son densas, suaves y abundantes, especialmente en el vientre; los sexos son similares, pero con libreas estacionales diferentes y penachos de plumas sobre la cabeza, crestas, collares y zonas coloreadas en la cabeza y el cuello en época de reproducción.

Estas aves frecuentan las aguas dulces encharcadas de la zona tropical y templada y ocasionalmente también aguas saladas, donde no se reproduce. Prefiere sobre todo zonas palustres con cañaverales. Nadan con facilidad y destreza con el tronco sumergido; bucean durante largo rato, nadan bajo el agua, emprenden el vuelo con dificultad y, en tierra, se arrastran. Durante la reproducción realizan curiosas danzas. Las poblaciones que viven en climas más fríos emigran a otros mas templados cuando aparecen los primeros hielos.