La familia de las fasiánidas comprende los más típicos galliformes y la más rica gama de especies. De formas más bien rechonchas y pesadas, a pesar de que algunos tienen larguísimas colas, pueden variar mucho de tamaño. Las narinas aparecen descubiertas y sus patas no son pectinadas ni están cubiertas de plumas. El tarso normalmente está provisto de un espolón, sobre todo en los machos. Aunque suelen vivir en el suelo, algunas especies suben a los árboles para dormir. La familia está distribuida por todo el mundo exceptuando las regiones circumpolares y las islas oceánicas, en donde, sin embargo, han sido introducidas algunas especies por el hombre..