Los páridas son pequeños paseriformes silvestres, de pico robusto y corto. Son activos insectívoros con algunas especies parcialmente granívoras. El plumaje es oscuro y verde oliva, blanco y amarillo con penachos y frecuentes manchas coloreadas, tienen las patas con los dedos más bien cortos, uñas recurvadas, alas generalmente cortas y redondeadas con 10 remeras primarias, cola constituida por 12 timoneras y plumaje abundante, mullido, casi siempre parecido en ambos sexos. Bastante prolíficos, en la época de cría, pueden poner hasta 15 huevos cada vez. La mayoría vive en los bosques de coníferas, siempre ocupados en buscar alimento; a menudo permanecen colgados de las ramas con la cabeza hacia abajo.