Los elementos de la familia de los laniidae, llamados comúnmente alcaudones, tienen un tamaño mediano pico fuerte y ganchudo, patas y pies fuertes, con alas de diez rémiges primarias y cola graduada de doce rectrices. La coloración es variable y los jóvenes aparecen por lo general barreados. De temperamento fiero y agresivo, emiten voces ásperas y son insectívoros y carnívoros. Muchos tienen la costumbre de clavar las presas en los espinos para descuartizarlas mejor o a guisa de reserva. Frecuentan claros de bosques, cayendo en picado sobre las presas y volviendo rápidamente al posadero. Son monógamos y construyen nidos grandes, en forma de copa, sobre los árboles o arbustos, donde pone de dos a ocho huevos manchados.