Las golondrinas forman una familia muy diferenciada de estatura no superior a 23 cm. Presentan pico pequeño, aplanado, de gran abertura; cabeza alargada y formas aerodinámicas con alas puntiagudas de nueve primarias. La cola es muchas veces ahorquillada y las patas cortas y débiles, con uñas fuertes. El plumaje a veces es de reflejos metálicos. Grandes voladoras y completamente insectívoras, se alimentan en vuelo; se posan sobre cables y pequeñas ramas; en tierra, donde caminan mal, lo hacen raramente o solo cuando recogen barro para los nidos. En general pían y algunas especies cantan muy someramente. Por razones alimenticias se ven obligadas a efectuar migraciones, las más de las veces larguísimas. Nidifican en colonias, y las hembras, empastando barro, son las constructoras de los nidos, mientras los machos buscan alimento. Ponen de tres a siete huevos, que son incubados por las hembras en su mayor parte. Algunos géneros son cosmopolitas.