Las gruidas comprenden formas de tamaño grande y mediano, con aspecto de zancudas. Como características principales tenemos: el pico relativamente largo y recto, cuello largo; extremidades posteriores con tibias en partes desnudas y más bien largas; dedos cortos con pulgar elevado. Las plumas rémiges y secundarias son largas. Vuelan altas dejando oír su voz sonora. De sexos semejantes, el macho es más grande que la hembra. Es frecuente en estos individuos la presencia de plumas ornamentales y carúnculas. Viven preferentemente en llanuras húmedas, sabanas y praderas. Muy sociables, vuelan en formación ordenada reuniéndose para efectuar paradas nupciales, de las que resulta la formación de la pareja. La alimentación es variada y comprende desde sustancias vegetales a pequeños animales. Ponen en toscos nidos terrestres, de uno a tres huevos manchados. Los pollos, cuidados por ambos progenitores, son nidífugos. Las grullas se extienden por el Viejo Mundo, por Norteamérica y Australia. Las poblaciones nórdicas realizan grandes migraciones.