Esta familia de las glareólidas comprende las canasteras y los corredores, de dimensiones tanto medias como pequeñas. Tienen el pico corto, robusto y curvado en la punta. Frecuenta las zonas de salinas, húmedas y semidesérticas de las regiones templadas y cálidas del Viejo Mundo, a la búsqueda preferentemente de insectos. Las verdaderas canasteras (gén. Glareola) tienen el pico corto y algo ganchudo y alas largas, siendo más bien bajas. Recuerdan a las golondrinas cuando vuelan, por su larga cola ahorquillada. El plumaje, casi totalmente pardo con collar, es semejante en el macho y en la hembra. Agiles voladoras, son capaces de coger insectos al vuelo. Son bastantes migradoras y acostumbran a poner en una depresión del suelo de dos a cuatro huevos miméticos, que son incubados por ambos progenitores. Los pollos, que nacen cubiertos de plumón, mimético, son nidífugos.