Esta familia está compuesta por un elevado número de especies, en lo que concierne a la Península Ibérica los más numerosos son los escribanos. Extendidos prácticamente por todo el mundo a excepción de la India, Madagascar y Australia. Se caracterizan por tener un pico proporcionalmente más pequeño de lo normal y comprimido por los lados, con el borde de la boca sinuoso en su base, manifiestan generalmente tendencias humícolas, tanto si se trata de insectos como de granos. El plumaje es de colorido relativamente modesto.