Los mirlos acuáticos son paseriformes de costumbres acuáticas que no revelan en principio una destacada adaptación al medio. De mediano tamaño, presentan pico esbelto y corto, alas y cola cortas, patas desarrolladas y plumaje manchado en los jóvenes. Frecuenta torrentes de las colinas y montañas con aguas claras y corrientes. Saben nadar en superficie, emerger y bucear a la vez que volar rápidamente. Nadan bajo el agua, sobre todo con las alas y caminan, por el fondo, hasta profundidades de un metro, donde buscan larvas, insectos acuáticos y pequeños moluscos. Los reclamos son agudos y penetrantes. El nido puede estar en una fisura o apoyado en rocas, donde ponen de tres a cinco huevos blancos.