La familia de las charadroideas está formada por los chorlitos, chorlitejos y avefrías. De tamaño pequeño y medio, tienen pico corto y algo abultado, blando en la base y duro en el ápice. De frente despejada y tarsos altos, su dedo pulgar es muy reducido y su plumaje presenta dibujos contrastantes. Los sexos son semejantes, con escasos cambios estacionales y de edad. Frecuentan marismas y llanuras más o menos húmedas. Son gregarios fuera de la época de reproducción. Emiten reclamos y a veces silbidos durante su actividad, que lo es tanto de día como de noche. Se nutren de pequeños invertebrados, sobre todo de insectos y materias vegetales. Ponen, en una depresión del suelo, de dos a cinco huevos manchados y miméticos que incuban la pareja; los pollos son nidífugos y provistos de plumón también mimético. Los padres tienen un comportamiento característico para distraer la atención de los posibles depredadores de su prole. Las especies del norte migran hacia el sur en otoño.