Esta familia reúne especies conocidas como agateadores; son pequeñas aves oscuras y estriadas. Tienen el pico largo, fino y curvo; largas y curvas uñas y alas redondeadas. Trepan incluso por las partes inferiores de las ramas y también, pero raramente, cabeza abajo. La cola y las uñas son más fuertes que los picos. Su vuelo suele ser ordenado, siempre a cierta distancia. En cuanto a la alimentación, son principalmente insectívoros. Construyen el nido en grietas de rocas y troncos, poniendo de cinco a siete huevos blancos manchados. Son exclusivos del hemisferio boreal.