El nombre de caprimúlgidas viene del latín caprimulgus (compuesto de capra, cabra, y mulgere, chupar) y deriva de la falsa creencia de que estas aves chupaban de las mamas de las cabras. La familia es rica en especies y muy distribuidas, salvo en regiones frías, en Nueva Zelanda y en varias islas oceánicas. De tamaño medio y pequeño, tienen la cabeza grande y pueden abrir mucho la boca, que aparece rodeada de cerdas. El pico es corto y curvo; los ojos grandes; las alas y la cola larga y tarsos pequeños. Su plumaje, suave y abundante, es rico en plumón y de coloración mimética. Ponen generalmente sobre el suelo sin hacer nido, los pollos son nidícolas con plumón.