Las burrínidas son los alcaravanes, aves de tamaño medio con aspecto de chorlito, cabeza gruesa y ojos muy grandes (el nombre de la familia deriva del griego, buey y nariz). De alas largas, cola corta, patas reticuladas altas y robustas y con solo tres dedos, presentan plumaje mimético, que generalmente es castaño grisáceo y estriado. Corren velozmente con la cabeza empotrada entre las alas y cuando vuelan lo hacen bajo y aparentemente lentos, aunque pueden ser muy rápidos. De costumbres crepusculares, son ruidosos durante la noche, que es cuando frecuentan las orillas de los ríos, cauces secos y torrenteras. Dejan acercárseles hasta pocos pasos, pero cuando perciben la presencia de alguien emprenden el vuelo, aunque pueden llegar a ser muy confiados si no se les persigue. Nidifican generalmente en el suelo de dos a cuatro huevos miméticos y manchados, incubados durante veinticinco a treinta días. Los pollos, también miméticos, se pegan al suelo para pasar inadvertidos. Son preferentemente insectívoros.