Esta familia comprende muchos géneros, entre los cuales existe gran diversidad; basta con constatar las dimensiones y aspectos tan dispares que presentan un buitre y un azor. Una sistemática en el interior de la familia resulta, pues, bastante difícil.

Los Accipítridos presentan un pico corto y ganchudo, la cera y piel de alrededor de los ojos permanecen desnudas y en general coloreadas vistosamente; el cuello es corto; las alas amplias y, en la mayor parte de las especies, más bien redondeadas; la cola tiene una longitud media; las patas son robustas y provistas de garras fuertes y uniformes; los sexos son similares, casi siempre de dimensiones algo mayores la hembra.

Distribuidos prácticamente en todo el mundo, faltan sólo en la región antártica, en las zonas árticas más al norte y en muchas islas de Oceanía. Tienen costumbres en general solitarias y diurnas; el vuelo es poderoso y muchas especies se elevan a grandes alturas; capturan la presa con las garras; emiten sonidos ásperos y chasqueantes; se alimentan de carne de mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces, invertebrados y carroña. Nidifican con vegetales, directamente en las rocas, sobre árboles o en contacto con el terreno; ponen de 1 a 6 huevos blancos o con manchas parduscas y los jóvenes los cuidan ambos padres.