Alondra Ricotí

 

 

 

 

Chersophilus duponti 18 a 19 cm.

Una especie de pájaro despertó hace unos años un gran interés entre la comunidad de biólogos. Es la Alondra Ricotí, sobradamente conocida de los pastores e ignorada por la ciencia.

Se trata de una especie que prácticamente se la consideraba extinguida en Europa y que sólo se encontraba muy dispersamente distribuida en algunas zonas subdesérticas de Túnez, Marruecos y Argelia. Hasta un estudio realizado en el año 88 con objeto de esclarecer su status y distribución en nuestro país, su conocimiento se basaba únicamente en siete citas para toda Europa y en las publicaciones sobre su status en el norte de África de autores franceses.

Según los datos obtenidos la población estaría formada, por unos 13000 individuos, repartidos en una área de distribución que podría definirse como un triángulo cuyos vértices serían las ciudades de Burgos, Lérida y Almería.

 

Identificación: Alondra muy terrestre y arisca, con pico largo, fino y recurvado y tonos pardo rojizos. Adultos: partes superiores pardas, con bordes rojizos. Alas y cola parda con plumas externas blancas. Ceja blanca y larga. Partes inferiores blancas, rayadas de oscuro en cuello y pecho. Pico pardo y patas de color carne pardusco.

Nidificación: En tierra, casi siempre al lado de una mata. El nido es en forma de copa, construido con hierbas secas, tarda de 3 a 4 días en su construcción. Pone de abril a mayo de 4 a 5 huevos, blancuzcos o crema, con motas y manchas pardo grisáceas; incubación, de unos 12 a 13 días; los pollos vuelan sobre los 11 días.

Alimentación: Escarabajos, saltamontes, hormigas, arañas (especialmente tarántulas), larvas y alguna semilla.

Hábitat: Matorrales y campos baldíos.

Más información: